Minerales y su Presencia en los Seres Vivos

Minerales y su importancia en el metabolismo

Hoy vamos a explicaros algunas cosas relacionadas con los minerales, que nada tienen que ver con el mundo del coleccionismo, pero nos hace tener una idea global de lo importantes que resultan para la vida.

Minerales en el  agua

La importancia de los minerales en la alimentación es tan alta que se usa en marketing

La importancia terapéutica de los minerales para la salud humana ha sido reconocida recientemente. Podemos decir que hay más de 100 minerales diferentes y al menos 50 de ellos deben ser considerados de vital importancia para el metabolismo, exactamente, estamos hablando de la misma cantidad de vitaminas. Estos minerales están presentes en la sangre, tejidos, órganos y fluidos corporales donde participan en infinidad de procesos enzimáticos y metabólicos. Los minerales actúan como refuerzo para miles de enzimas y compuestos químicos que ayudan a regular la actividad de los tejidos del cuerpo humano. En otras palabras, los micro y macroelementos como el calcio, fósforo, magnesio, hierro, zinc, selenio, etc. tienen la función plástica y catalítica de poder participar en la construcción de las estructuras del cuerpo o son aceleradores de muchos procesos metabólicos. A pesar de que representan un porcentaje muy pequeño del peso corporal total, sólo el 4%, son necesarios para el buen funcionamiento del organismo. Así como el calcio, fósforo, zinc, magnesio, silicio y flúor son componentes de los huesos y dientes; el azufre y el selenio participan en la composición de ciertos aminoácidos (cisteína y metionina) que son esenciales para el pelo, las uñas y la piel; el hierro y el cobre son parte esencial de la hemoglobina y la mioglobina; una molécula de la vitamina B12 o Riboflavina, contiene un átomo de cobalto, mientras que el yodo es una parte esencial para el funcionamiento de la tiroides; y de nuevo el sodio, el potasio, el calcio y el fósforo regulan el equilibrio ácido-base. Así como, la influencia de sodio y potasio en la presión osmótica en los tejidos corporales y en la eliminación de diferentes líquidos del organismo, y para determinar la diferencia de potencial a nivel de las membranas celulares, un fenómeno esencial para la excitabilidad de las células nerviosas y del miocardio. Otros tipo de minerales, sin embargo, no son naturales en el organismo humano y pueden llegar a representar un peligro para la salud.

Los minerales se dividen en tres grupos principales: los macrominerales, microminerales y los oligoelementos.

Macrominerales

En este grupo se incluyen minerales cuya ingesta diaria es mayor de 100 mg:

Calcio (Ca)
Fósforo (P)
Sodio (Na)
Potasio (K)
Cloro (Cl)
Magnesio (Mg)
Azufre (S)

Microminerales

En este grupo se incluyen los elementos cuya ingesta diaria va desde menos de 1 mg a 100 mg:

Hierro (Fe)
Cobre (Cu)
Zinc (Zn)
Manganeso (Mn)
Yodo (I)
Molibdeno (Mo)
Selenio (Se)
Flúor (F)
Bromo (Br)
Cromo (Cr)
Cobalto (Co)
Silicio (Si)
Boro (B)

Oligoelementos

Todavía no hay estudios concluyentes sobre la ingesta diaria de este tipo de elementos, pero se miden en microgramos:

Arsénico (cantidades ínfimas) (As)
Estaño (Sn)
Níquel (Ni)
Germanio (Ge)
Vanadio (V)
Tungsteno (W)
Plomo (muy poco) (Pb)

Sustancias extrañas

Estos minerales son extraños a nuestro organismo y su presencia más allá de ciertas cantidades puede causar daños graves:

Plomo (en grandes cantidades) (Pb)
Arsénico (en grandes cantidades) (As)
Cadmio (Cd)
Mercurio (Hg)
Bario (Ba)
Aluminio (Al)
Litio (Li)
Berilio (Be)
Plata (Ag)
Oro (Au)
Antimonio (Sb)
Elementos radiactivos

Minerales en los alimentos

Minerales en los alimentos

Un mineral, del mismo modo que las vitaminas, se considera esencial si:

1) Su deficiencia provoca un déficit funcional.

2) La administración de suplementos minerales es importante para el desarrollo físico.

3) Síntomas debidos a la deficiencia se asocian con concentraciones disminuidas de un mineral en la sangre u otros fluidos corporales.

Enfermedades derivadas de una mala alimentación

La presencia de los minerales en la alimentación es tan importante que una alimentación desequilibrada puede tener consecuencias sobre nuestra salud. Ni que decir tiene, que ciertas enfermedades de tipo nervioso o ciertos ciertos trastornos de la alimentación TCA, como la anorexia, bulimia, TCANE o la vigorexia, puede producir trastornos muy peligrosos en el equilibrio de nuestro organismo, ya sea por falta o por exceso de comida.

Ante una situación de este tipo, es necesario estar atentos a los sintomas del familiar, amigo o compañero, ya que la mayoria de las veces, este no va a ser consciente de su problema con la comida y de su necesidad de visitar a un médico o un centro especializado en los trastonos alimenticios, donde puedan dar solución a este tipo de problemas.

Minerales presentes en los alimentos

Minerales en los Alimentos

Minerales en los Alimentos

Los cereales integrales son la fuente más completa de minerales, al proporcionar cerca del 40% de la ingesta total de hierro, cobre, manganeso y níquel. La harina refinada contiene suplementos de hierro que cumplen con el 20% de la ingesta diaria recomendada (4 g). Los cereales integrales contienen sólo pequeñas cantidades de calcio, selenio, zinc y boro y cubren menos del 10% de las necesidades diarias de estos minerales. La leche y sus derivados contienen una alta cantidad de calcio, ya que más de 80% de nuestra ingesta proviene de esta fuente y fósforo (50% de la contribución). Los productos lácteos también aportan 30% de nuestras necesidades de potasio, azufre, cinc y molibdeno. Por otro lado, la leche es pobre en su aporte de hierro, manganeso, níquel, silicio y boro. Las plantas tienen un alto contenido de boro, aportando un 60% de los de las cantidades diarias necesarias y de potasio con 30% de CDR. Diferentes tipos de bebidas proporcionan una cantidad significativa de las necesidades de flúor silicio y aluminio. El sodio y el potasio son minerales que compiten entre sí, como son el calcio y el magnesio. Una alta ingesta de sodio y de calcio, por lo tanto puede alterar el equilibrio de potasio-magnesio.